sábado, 2 de marzo de 2013

Y vivieron felices para siempre, ¿quién dijo que juntos?

Ve ¡sé feliz de una vez, ostia!
Si me extrañas y yo te extraño quizás volvamos a estar juntos. Si no es así y esto se trata del final, gracias por tus sonrisas, tus caricias, tu presencia, tus abrazos, tus besos y tu apoyo. Aunque no lo parezca, para mí no fueron en vano; te agradezco a ti y a la vida, tan exigente ella, por habernos permitido escribir esta historia, con comas, interrogantes, exclamaciones e incluso con puntos, algunos suspensivos y éste punto final.


No hay comentarios:

Publicar un comentario