jueves, 14 de marzo de 2013

La genética del percebe

Llega un momento en que las decepciones no te sorprenden, simplemente te aburren. Y así es como nacen los y las grandes hijos de puta. Es algo parecido a que te muerda un zombie, sí, te contangian a tí, y tú contagias a los demás, fácil. Bueno, y así es como empieza nuestra historia, personas que se quieren intentándose hacer daño.


Licencia Creative Commons
''La genética del percebe'' por Ainara Losada se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.

lunes, 11 de marzo de 2013

Lo fácil estaba demasiado visto

Quién hubiera llegado a pensar que aquí estaríamos, cuatro años después, dándolo todo.
En la vida hay infinidad de placeres, que dependen, obviamente, de cada persona, que nos transmiten un sentimiento. Yo soy de las que piensan que son esos pequeños placeres los que hacen que seguir ahí valga la pena.
 

Y es que no hay mayor placer que el abrazar a una persona a la que has añorado tanto, uno de esos abrazos de los que transmiten, los que duran, en los que aprietas tan fuerte que le cortas la respiración al prójimo, porque no quieres que se acaben, nunca.

Licencia Creative Commons
''Lo fácil estaba demasiado visto'' por Ainara Losada se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.

jueves, 7 de marzo de 2013

sábado, 2 de marzo de 2013

Y vivieron felices para siempre, ¿quién dijo que juntos?

Ve ¡sé feliz de una vez, ostia!
Si me extrañas y yo te extraño quizás volvamos a estar juntos. Si no es así y esto se trata del final, gracias por tus sonrisas, tus caricias, tu presencia, tus abrazos, tus besos y tu apoyo. Aunque no lo parezca, para mí no fueron en vano; te agradezco a ti y a la vida, tan exigente ella, por habernos permitido escribir esta historia, con comas, interrogantes, exclamaciones e incluso con puntos, algunos suspensivos y éste punto final.