domingo, 22 de julio de 2012

Y ese fue el primer día del resto de nuestras vidas.

Piensas que conoces a una persona y de repete te encuentras ante alguien del que no sabes nada. Todos esos pensamientos, promesas y sentimientos se basan en una puta mentira. Como la primera vez que te hacen daño, el dolor supera todo lo bueno, y ya no hay palabras que puedas entender. Te cierras a todo y te quedas solo. Ten claro que cuando el sentimiento se convierte en un recuerdo, la memoria se convierte en un tesoro. Pero, que voy a contar de las decepciones que nadie sepa, si tarde o temprano todos recibimos una. Y es así como conoces a una persona, persona que aunque la ames con locura, también tiene secretos.

Licencia Creative Commons
''Y ese fue el primer día del resto de nuestras vidas'' por Ainara Losada se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.